3 oct. 2011

ENTREVISTA QUE M'HAN FET AL BLOC SITGES D.C (Distrito Cultural)

Finalment, i després de diverses converses 2.0 amb Lola Cañete, gran professional de la Gestió Cultural, fa uns dies ens vàrem trobar cara a cara per poder posar fil a l'agulla a molts dels temes que haviem tractat virtualment. El resultat d'aquesta trobada va ser una agradable i fructífera tarda, durant la que vàrem poder parlar sobre moltes coses, temes interessants i complexos que ens van portar fins a intenses confidències.... L'art, el patrimoni, el món de la cultura, la política i l'amor i el respecte pel nostre Sitges van ser els principals temes a tractar.... idees que he intentat plasmar en aquesta entrevista que avui han publicat al bloc de la Lola, Sitges D.C (Distrito Cultural).  Des d'aquí només vull donar les gràcies a la Lola per la seva confiança vers la meva persona i la valoració pel meu treball, tal i com em va demostrar amb la seva presència durant la presentació del meu llibre sobre el Modernisme a Barcelona que va tenir lloc a la biblioteca Santiago Rusiñol de Sitges el 21 d'abril de 2011, un llibre que es distribueix per tot el món, però que per "culpa" de la crisi econòmica encara trigarà una "mica més" en arribar a les llibreries catalanes.
 

lunes 3 de octubre de 2011

CONVERSANDO SOBRE PATRIMONIO. REFLEXIONES EN VOZ ALTA CON BELI ARTIGAS

Beli Artigas Coll es quizás una de las personas de las que más se ha hablado para bien y para mal en los últimos meses en Sitges. Pero más allá de la polémica entorno al proyecto de remodelación del Cau Ferrat y el Maricel de Mar, que tantas ampollas ha levantado en nuestro pueblo, Beli es una profesional reconocida de la historia del arte con profundos conocimientos en lo que al estudio del patrimonio se refiere y es aquí donde voy a abordarla. Beli, muchas gracias por aceptar estar en Sitges DC.

Blog.- Dice la UNESCO que el Patrimonio Cultural de un pueblo comprende las obras de sus artistas, arquitectos, músicos, escritores y sabios, así como las creaciones anónimas, surgidas del alma popular, y el conjunto de valores que dan sentido a la vida, es decir, las obras materiales y no materiales que expresan la creatividad de ese pueblo; la lengua, los ritos, las creencias, los lugares y monumentos históricos, la literatura, las obras de arte y los archivos y bibliotecas. Casi nada. ¿Hasta dónde crees que llega el deber moral de conservar nuestro pasado cultural?
La situación política que estamos viviendo estos últimos años ha hecho del que llamamos Patrimonio Cultural uno de los temas más candentes y sobre el que cada día se habla más, ya sea para bien o para mal. Para la evolución de un pueblo, la conservación de su patrimonio cultural es fundamental, ya que si no valoramos  y respetamos nuestro pasado, el futuro que nos viene tiene muy poco valor. Somos muchos los que nos mostramos orgullosos de nuestro Patrimonio Cultural, pero muchos menos los que dedican unos minutos de su día a día en buscar maneras de conservarlo. Esta actitud de valoración, que antes que nosotros ya mostraron algunos de nuestros antepasados, es necesaria para asegurar que nuestras generaciones futuras tengan la misma posibilidad que nosotros de sentirse orgullosos de sus raíces y de sus costumbres, así como de conocer su historia. Valorar, respetar, etc… se traduce en amar, una actitud necesaria para afrontar la vida.  Así pues, el deber moral de conservar nuestro pasado cultural es vital. Es una obligación que no podemos obviar bajo la capa de la modernidad y de la evolución. Para evolucionar necesitamos conocer de dónde venimos, y nuestro patrimonio cultural es la mejor guía por este tortuoso camino.

Blog.- Pero el patrimonio cultural está en permanente evolución, especialmente el denominado patrimonio inmaterial. Qué opinas ¿proteger o salvaguardar?
A mi entender, se trata de dos actos implícitos el uno en el otro. En la definición que hace la Real Academia Española de la Lengua de SALVAGUARDAR, aparece la palabra PROTEGER así como también DEFENDER Y AMPARAR. La evolución tiene que convertirse en un aliado de esta necesidad de conservar el patrimonio cultural. Las nuevas tecnologías son fundamentales en este propósito. Ahora podemos escuchar un concierto de Pau Casals grabado en directo con una calidad sonora máxima, pero esto no implica destruir el vinilo original una vez se haya pasado al formato digital.
El patrimonio cultural inmaterial (PCI) muchas veces es el nexo de unión entre los integrantes de un pueblo y como tal se transmite de generación en generación (en algunos casos, y como puede ser la Fiesta Mayor de Sitges, creo que este patrimonio ya se transmite en los genes), y su evolución es símbolo de la evolución de un pueblo. En algunos casos si no existiera esta modernización o actualización, el PCI acabaría desapareciendo. Es muy importante entender esta evolución, pero también lo es que sus “propietarios” actuales conozcan su procedencia, historia y significado. Así es fundamental no solo poner todos los medios para proteger una tradición y asegurar su continuidad (un ejemplo de esto lo hemos tenido en los más de 1200 niños que han participado en la fiesta de Santa Tecla), sino que hay que explicar el por qué de este lugar elegido para celebrar un acto, cual es el significado de el Ball de Bastons, el origen de los Gegants, etc… Saber más ayudará a su valoración, y en definitiva, a su protección.


Blog.- Según la definición de museo del ICOM el museo es una institución permanente sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y de su desarrollo, abierto al público que realiza investigaciones concernientes a los testimonios materiales del hombre y su entorno, los adquiere, los conserva, los comunica y principalmente los exhibe con fines de estudio, educación y deleite. Sin embargo sigue abierto el debate sobre el papel social de los museos así como su concepción digamos… multimediática que ha hecho que el museógrafo comunique su objeto de trabajo de manera casi periodística...
Los museos convencionales, aquellos grandes edificios en los que se muestran centenares de piezas recopiladas (robadas, expropiadas…) a lo largo de los siglos, cada vez están más en desuso. Las nuevas tecnologías han vuelto a ser claves en esta evolución. Con la aparición de Internet la globalización del arte ha sido evidente, hasta el punto de que en estos últimos años las direcciones de algunos museos han dedicado grandes recursos económicos y personales en tener un edificio moderno que llame la atención de los visitantes, así como una página web lo más interesante y completa posible que atraiga a los que no se pueden acercar personalmente al espacio expositiva. Ahora si uno va de viaje ya no tiene “la obligación moral” de visitar el gran museo de la ciudad, no es necesario hacer colas y en algunos casos pagar una entrada elevada. Desde una playa de Bali puedes pasear virtualmente por un  museo de Moscú, consultar toda la colección del MoMa de Nueva York o acercarse de una forma casi indecente a una de las obras de Picasso expuestas en el Reina Sofía. Son pocos los que necesitan estar delante de un cuadro para disfrutarlo, y cada vez hay menos personas que deciden pasar unas horas en un museo, haciendo de estos, espacios deficitarios.
En la actualidad creo la función principal de un museo es conservar los bienes culturales y difundirlos mediante todos los canales posibles, poniendo más hincapié en las muchas posibilidades que nos aporta la inclusión de las nuevas tecnologías.

Blog.- Bueno, pero la función de conservar los bienes culturales es, sin duda uno de los componentes más complejos que ha adquirido el museo desde la perspectiva de su definición convencional. La denominada conservación-restauración requiere del aval de una documentación científica que sirve de referente y es previa a toda intervención pero que al mismo tiempo constituye la memoria de la restauración para el futuro. Esto quiere decir que no es sólo una cuestión de capacitación técnica y científica de los restauradores y conservadores ¿cómo se puede crear una postura deontológica, más conceptual a la vez que más interdisciplinar que legitime una labor precisa y concreta sobre un objeto patrimonial susceptible de ser tratado cuando a veces las intervenciones vienen marcadas por métodos y diagnosis menos vinculados al valor cultural e identitario del patrimonio?
La mayoría de los museos gozan de unos equipos técnicos de gran categoría. Antes de cualquier proceso de restauración, ya sea sobre un cuadro, una escultura, un tapiz, o un edificio, estos grandes profesionales realizan un estudio profundo de la pieza. En los últimos años el proceso de restauración de una obra de arte ha adquirido la importancia que en otros momentos se le podía haber negado. Esta reivindicación del trabajo del restaurador y del documentalista queda clara en la nueva tendencia expositiva que tienen lugar en grandes museos mundiales, en los que se han organizado muestras monográficas sobre el resultado de la restauración de diversas piezas, así como la dedicación de salas dedicadas exclusivamente al proceso de restauración de una obra de arte, documentado desde el minuto cero hasta que la obra de arte vuelve a ser expuesta al público. Un ejemplo lo encontramos en el Museo Van Gogh de Ámsterdam en el que hay una amplia explicación sobre la restauración de una de sus obras principales, La habitación de Vincent en Arlés. 
Pero ante una restauración alguien se puede preguntar hasta donde se puede llegar? Este es un tema importante. En pintura queda claro que si durante un proceso de restauración una radiografía demuestra la existencia de una pintura anterior, los técnicos simplemente documentarán este trabajo, y no se les pasará por la cabeza recuperarlo perdiendo la obra sobre la que se había empezado a trabajar, la pieza que verdaderamente había querido mostrar públicamente el pintor.  Simplemente, o no tan simple, se limpiará el lienzo retirando todos los elementos añadidos posteriormente a su realización.
Pues en arquitectura debería ser igual. Primero realizar un estudio histórico muy completo del edificio a restaurar, un paso fundamental para no encontrarse con sorpresas desagradables durante las obra de restauración. El conocimiento a fondo del elemento a restaurar es básico para conseguir el objetivo de retornar al edificio su belleza original. Y que se entiende por original? Cuál es el punto al que debemos llegar en una restauración? Pues aquel que suscitó su catalogación, sin olvidar nunca la importancia de la base sobre la que se construyó.

Blog.- Desde otra perspectiva, el patrimonio en general y los museos en particular poseen un potencial educativo muy importante. Siempre me llama la atención que siendo una oportunidad excepcional de interactuar con los programa educativos/ planes de estudios, ambas opciones se den con frecuencia la espalda. ¿Crees que se aprovecha suficientemente ese potencial?
Una de las principales carencias que tiene nuestra sociedad  es la de valorar nuestro patrimonio. Para asegurar la conservación de este, es fundamental que lo conozcamos y nos lo hagamos nuestro, y esta idea ya la debemos inculcar a nuestros pequeños. El tópico de que a los niños no les gusta visitar un museo o una ciudad es falso. Ellos sienten un interés inmenso por conocer y por saber más, y nuestro deber es fomentar esta curiosidad. El arte, la historia, la música, la ciencia… les fascina y para saciar su gran capacidad de aprendizaje necesitan que les demos toda la información. Pero esta información tiene que estar adaptada a sus edades, ser interesante, dinámica, y sobre todo, libre. Les hemos de enseñar el valor de estas obras de arte, así como nosotros hemos de aprender a mirar un cuadro, un edificio, una partitura, un libro…. con ojos de niño. Cada vez hay más museos, teatros, auditorios, etc…, que han visto esta necesidad de adaptar el espacio y su contenido a los más pequeños, que en realidad son nuestra esperanza para la conservación del patrimonio. 
También en las escuelas el arte en todas sus vertientes tiene un papel destacado. En mi época la historia del Arte era una asignatura de ciclo superior, pero ahora muchos niños de seis años son capaces de distinguir un Miró de un Picasso, y esto es una gran noticia.
El problema yo lo veo en las universidades donde se dan muchas lecciones magistrales sobre arte universal, pero en mi opinión no transmiten a sus alumnos la necesidad de valorar y estudiar las grandes obras que tienen en sus pueblos. Esto implica que estos futuros historiadores del arte luchen por impedir la remodelación de un pequeño panteón romano, pero que no le den ninguna importancia a esa preciosa casa modernista que tienen al lado de su vivienda y que se está cayendo a trozos. No te puedes imaginar la cantidad de trabajos de curso que se hacen en la Universidad de Barcelona (lo digo por cercanía)  sobre reconocidos artistas sumamente estudiados como Rodin, Picasso, Monet, Rotko…. No sería mejor dedicar este tiempo y trabajo intenso en sacar del olvido y valorar aquel pintor local?

Blog.- Son muchos los temas que siempre son susceptibles no sólo de debate, sino de revisión en lo que a patrimonio concierne. Mi propuesta es seguir con estas conversaciones y abundar en un aspecto de la cultura siempre tan delicado. Sin embargo, y pensando no sólo en Sitges, sino en tantas ciudades y pueblos que tienen un patrimonio como un importante potencial turístico, quiero plantearte una última pregunta
¿consideras el uso turístico de los espacios patrimoniales compatible con su conservación?
Evidentemente la sobreexposición o sobreexplotación de ciertos espacios patrimoniales puede perjudicar la conservación de estos, pero hay maneras de hacer compatible la necesidad y obligación de proteger nuestros patrimonio con el uso turístico. Encontrar esta combinación “perfecta” entre turismo y patrimonio es responsabilidad de nuestros gobernantes, los cuales tendrían que dedicar parte de su presupuesto a encargar estos trabajos a especialistas en el tema. En muchas ciudades turísticas ya se han tomado decisiones drásticas que ayudan a mejorar la relación entre espacio-visitante-autóctono, una convivencia que algunas veces puede no ser fácil. Ciudades como Barcelona hace años que buscan la solución para hacer compatible ser una de las principales destinaciones del turismo cultural con la conservación de sus espacios patrimoniales. Un ejemplo es debate que desde hace unos años se ha creado alrededor de la posibilidad de hacer pagar entrada en el Park Güell de Barcelona, uno de los lugares que contabiliza mayor número de visitantes diarios. Nadie habla de impedir el paso a los turistas, pero sí de la necesidad de poder sacar un provecho económico de este potencial turístico, utilizando gran parte del dinero recaudado en conservar esta bellísima obra de arte, que por culpa de la gran cantidad de visitantes, algunos muy poco respetuosos con el espacio, necesita constantes trabajos de restauración. Si se hace, y con éxito, en la Alhambra de Granada ¿porqué no lo podemos aplicar aquí y en muchos otros casos?
El patrimonio cultural tangible e intangible es la piedra angular en toda construcción de sociedades e identidades. En los últimos tiempos, este patrimonio debe hacer frente a amenazas vitales para su conservación: cambios económicos y tecnológicos, turismo, excavación ilegal, negligencia e ignorancia al tiempo que se hecha mano de la cultura para promover la cohesión política y social... Los debates de siempre, parecen no pasar de moda. Gracias Beli por reflexionar con voz alta en Sitges DC.

Si alguien quiere saber más sobre las reflexiones de Beli Artigas en torno al patrimonio, os dejo el siguiente enlace: http://www.criticartt.blogspot.com/
Entrevista realizada por Lola Cañete
THALASA Gestión Cultural y Comunicación

2 comentaris:

  1. Ho veig tant fàcil tot plegat que sembla impossible el que ha passat a Sitges amb la remodelació del museus, bona entrevista i bones reflexions, felicitats i endavant !

    Ignasi Rubí

    ResponElimina
  2. Clar, a Sitges van voler aplicar això de la tecnologia als museus i van considerar que el contenidor no era important i es podia remodelar com "els moderns"!

    Una bona pàgina virtual del museu i endavant que no ha estat res! Total, ara que Sitges està si fa no fa com Moià, es tanca la barraca i tot virtual. Quatre xavos i quedeu la mar de bé...

    ResponElimina